Trasladarse al mundo de Star Trek

Hace ya casi cinco décadas, Star Trek llegó a nuestras vidas a través de las pantallas de televisión. Corría el año 1966 cuando la segunda cadena de TVE comenzó a emitir los capítulos de esta legendaria y mítica serie que comenzó a llamarse ‘Perdidos en el Espacio’ y que sin duda ha marcado a varias generaciones.

Ahora, casi 50 años después, con cinco series de televisión y un total de 12 películas producidas por esta exitosa saga, nos hacen darnos cuenta de que aquel día de 1966 no estábamos solo ante el estreno de una serie, sino ante el inicio de una aventura que a día de hoy y para nuestro alivio no tiene punto final.

Algunas claves de su éxito

El éxito de esta serie comenzó a ser claro y visible tras los rumores de cancelación de la segunda temporada debido a sus bajos índices de audiencia. Sin embargo, con el inicio de esos rumores, el canal NBC, la cadena norteamericana que emitía la serie de manera íntegra, comenzó a recibir cartas y firmas a favor de la serie de miles de personas. Sin embargo finalmente la serie se canceló, algo que todavía hoy sigue considerándose un tremendo error.

4017200_640px

Tras esto llegaron numerosos remakes de la serie original hasta el punto de que ya millones de personas en todo el mundo esperaban ansiosos las nuevas entregas de la serie. A día de hoy, expertos del cine y de la televisión atribuyen parte del gran éxito de esta serie y de sus películas a la fascinación y adoración hacia lo desconocido por parte de los espectadores.

Esa adoración por lo desconocido y la dedicación de los productores y creadores de la historia han hecho que la leyenda de Star Trek llegue hasta nuestros días de forma intacta, e incluso mucho más reforzada que hace varias décadas. Gracias a ellos, hemos disfrutado de más de una decena de películas de esta saga, y seguiremos haciéndolo ya que en 2016 está previsto el estreno de una nueva película que servirá de conmemoración a los 50 años del nacimiento de Star Trek

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados