Las gafas de star trek, toda una revolución

A veces la realidad supera a la ficción, o al menos eso es lo que parece cuando echamos un vistazo a algunos de los adelantos de la ciencia que han visto la luz en las últimas semanas. Si durante estos días solo se habla del nuevo tratamiento experimental contra la enfermedad del ébola, un nuevo tratamiento que ya se está probando y que pretende terminar con el brote de la epidemia surgido en algunos países de África, ahora es el turno para una de las enfermedades y problemas mucho más comunes y presentes en nuestra sociedad: la falta de visión o ceguera.

Las personas que sufren pérdidas en su visión experimentan un gran cambio en su vida. Por eso, pensando en ellos, la Universidad de Oxford, en colaboración con el Real Instituto Nacional de Ciegos (RNIB) del Reino Unido, han creado unas gafas inteligentes basadas en el diseño de la serie Star Trek. Gracias a estas gafas, las personas con visión reducida podrán ver obstaculos y diferenciar las caras de otras personas gracias a su visor de alta tecnología. Si todo va según lo previsto y se cumplen los plazos y fechas señaladas, este tipo de gafas podría estar disponible en el mercado a partir del año 2016.

Financiación de Google

Este proyecto ha sido posible gracias, en parte, a la financiación ofrecida por la compañía Google, quien ha donado más de 600.000 euros en concepto de beca a ambas instituciones para cubrir la parte económica y el gasto que supone sacar adelante este proyecto. Gracias a esta donación, el proyecto del Real Instituo Nacional de Ciegos de Reino Unido y la Universidad de Oxford podrá crear hasta 100 gafas de este tipo, lo que supondría que podrían beneficiarse alrededor de unas 1.000 personas en su proceso de pruebas.

Oxford-gafas-al-estilo-Viaje-a-las-Estrellas

En caso de que el proceso de pruebas salga tal y como esperan los expertos, estas gafas supondrían un gran adelanto en materia oftalmológica, ya que miles de personas con visión reducida podrían volver a tener parte de su visión gracias a ellas. Gracias a su uso, personas con este tipo de problemas podrán diferenciar el contorno de los objetos y personas cercanas e incluso diferenciar algunas caras. Aunque todavía no se sabe el precio final y exactos de estas gafas de alta tecnología, algunos expertos han señalado que podrían salir al mercado con un precio que rondaría los 400 euros.

El responsable del proyecto, Stephen Hicks, ha señalado que “la idea de las gafas inteligentes es dar a las personas con problemas de visión una ayuda para que aumente su conciencia de lo que hay alrededor de ellos, lo que les dará una mayor libertad, independencia y la confianza, así como una mejor calidad de vida”